“Todo se ha marchado hacia un puerto” por Sebastián Zampatti


Una mujer “Con su efímero y dorado pasar por mi ventana” fue quien inspiró a Sebastián Zampatti el nombre de su blog Enamorado del Rayo. Esos “Eventos repentinos que ocurren un instante, pero nos ocurren para toda la vida” significan para él “El estado de inocencia en el que nacemos” y los desgarros que sufre esa inocencia a lo largo del tiempo.

Comenzó a escribir cuando le regalaron su primera guitarra, con 14 años. Eran letras de canciones “Por su carácter más narrativo que lírico” nos confiesa “Terminé dando a mi resignación la forma de cuentos. La poesía llegó algún tiempo después en forma de cartas de amor y humildes obsequios… muchos de esos poemas quedaron en cuadernos hasta que me decidí a publicarlos. Desde entonces el verso me brindó la libertad formal que necesitaba y su fenomenal capacidad de expresión.”

Cuando le preguntamos por sus autores y versos de cabecera nos contesta que, ya que siempre se consideró más un prosista que un poeta, no le habitan muchos versos. “Creo que aquella oración de Ruben Darío –dichoso el árbol que es apenas sensitivo- o el poema –Lluvia Oblicua- De Fernando Pessoa” Pero su primer acercamiento a la poesía fue con las cartas de Bécquer. También, en busca de inspiración, nos dice recurrir a poetas españoles de la primera mitad del siglo XX como Miguel Hernández, Antonio Machado, o Federico García Lorca.

Queremos agradecerle su ánimo abierto y colaborativo y su dedicación a la poesía. Nosotros vamos a ir subiendo cada cierto tiempo algunos de sus poemas a La Telaraña.

Os recomendamos seguir sus aventuras poéticas y leer poesía en general; Tal vez no os haga libres de manera instantánea y absoluta pero os puede ayudar a expandir ciertas cadenas. Por ejemplo las del lenguaje con el que todos construimos nuestra manera de ver el mundo.

Todo se ha marchado hacia un puerto

Todo se ha marchado hacia un puerto
desconocido y lejano, solitario,
sin faro ni habitantes.
Todo ha muerto en la ceguera de un ave
que ha olvidado las nubes y el cielo.
Está, detrás de cada gota, la lluvia en las ventanas.

Hoy es la tarde, la noche, pero nunca la mañana.
Es de día aunque no te vea ni te sienta
más que como un ausencia lejana.
De pronto te has ido, dejándome solo
en la compañía de toda esta gente que no me siente.
Quien eras ya no soy.

Todas las tumbas repiten epitafios en este cementerio
vacío y sin sobresaltos.
Entre estos mundos estamos los dos
y los dos somos dos mundos en diferente órbita.
Era tu pez.

Y hoy respiro con lo que puedo
un aire viciado y húmedo
que solo alcanza para dejarme esta nostalgia del agua infinita de los mares.
Fuera no hay lluvia que baste para lloverme
como me llueve dentro de mi propia casa.
Debajo de mi propio techo no estoy en mi propia casa
Quien sepa alimentarme me salvará del hambre,
mas nunca de la soledad.

Hay un animal durmiendo la siesta en tu regazo,
donde yo solía recostarme por las tardes.
Afuera todo es tristeza y frío y humedad,
adentro, solo el calor tibio de una chimenea me acompaña.
Toda la leña que junté para abrigarte,
hoy es triste recuerdo una tarde que volví al hogar
sucio, a salvarme del frío en tus sonrisas.
Los pobres, ahora, son más pobres, y los ricos,
más miserables.

Todos los hombres son el enemigo,
todas las mujeres, tu recuerdo.
Quien ha muerto alguna vez en esta vida,
toda la vida seguirá estando muerto.

“Todo se ha marchado hacia un puerto” CopyRight de Sebastián Zampatti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: