Una taza de Rila Té


Este poema aparece en la telaraña por cortesía de Katia Georgieva Gerova, su autora.

Las hierbas que he recogido
de la montaña Rila
tienen un increíble y calmante aroma y,
un mágico poder:

Recuerdos de esos días de verano:
Música colorida de pájaros y flores.
Miles de estrellas en el cielo.

Y un beso inesperado en la oscuridad.

Mi taza de té hecho de estas hierbas
recogidas por las cuestas montañosas
va a calentar mis manos en la madrugada de invierno.
Va a calentar mis labios como los labios de otro.
Va a pasar por mi garganta como una carcajada.

Y ya no voy a sentirme sola.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: